ARTICLE SUR ARRABAL: 

sábado 6 de julio de 2002

EL POLEMICO AUTOR ESPAÑOL LLEGO PARA ABRIR UNA MUESTRA DE ARTE

Una "procesión" para recibir al escritor Fernando Arrabal

Los participantes vistieron trajes medievales. Recorrieron varias cuadras de Palermo Chico organizados por el plástico Gustavo

LA LLEGADA. ARRABAL RECIBE A LA "PROCESION" EN LA PUERTA DE LA GALERIA DE ARTE. (Foto: Gustavo Castaing)


En la década del 20, para presentar su libro Manifiestos, losdadaistas contrataron una carroza fúnebre tirada por seis caballos y un espantapájaros de frac. La caravana recorrió la ciudad y hoy la anécdota es casi una parte del libro. Ayer, con mayor acierto aun y talento inusitado, a las siete de la tarde una caravana de unos tres ciento veinte jóvenes, siete de ellos caracterizadosuna monja, un enmascarado a la veneciana, otro con sobretodo y un cuello con tachas, salió de la casa de Macedonio Fernández y anduvo en silencio por las veredas hasta la Galería Mamán. De Las Heras y Lafinur hasta Libertador y Salguero. Era la inauguración de la muestra Alquimia profana del artista plástico argentino Gustavo Charif, que terminaría en la "canonización" del escritor màs original de las vanguardias: Fernando Arrabal.

A la cabeza de la procesión, con los dedos saliendo de unos guantes negros, estaba Charif, un pintor, escritor y cineasta de 35 años. A su lado, el poeta Fernando Noy. En Salguero y Libertador, se sumó un joven de traje, con una máscara de carne cruda sobre la cabeza. A las puertas de la galería los esperaba Fernando Arrabal, que estampó un beso en la máscara de ¿milanesas de cuadrada?

El genio Arrabal nació en 1932 en una ciudad española. Escribió novelas, poemas y obras de teatro. Ganó el premio Nadal, de literatura. Filmó varias películas, entre ellas Viva la muerte. Fundó el movimiento "pánico", que ayer Charif explicaba como "la visión que acepta todo, opuesta al surrealismo, que niega todo".

Charif nació en Buenos Aires en 1966. Inventó técnicas pictóricas y cinematográficas y, como Xul Solarmuerto en 1963 creó un idioma propio.

Varios corazones deben haber palpitado fuerte: además de los que recuerdan a Oliverio y a Xul Solar, los que tenían 20 años cuando década del 60 había happenings alrededor del Instituto Di Tella; los jóvenes de los 80, cuando era la hora de los sacos negros, las tachas y los pelos a la manera en que los usa Charif.

Puertas adentro, llenaba el aire el olor a perfume de los invitados. Charif y Arrabal se pararon delante de un cuadro y empezó la canonización: "Hace dos años dijo Charif me carteaba con Arrabal y decidí hacer una peregrinación para encontrarme con él. Encontré a una de las personas más buenas que conozco. El hace milagros: cualquier persona que esté a su lado se convierte en alguien más bueno". Por eso, Charif le colgó una cadena con un medallón y lo nombró "San Fando".

Arrabal besó el medallón: "Esta medalla es el día -dijo con humor - más bello de mi vida, porque me canoniza un hombre que sobre todo es bello. Este último siglo habíamos creído que la belleza era una máscara para no ver la verdad. Ahora vemos que la belleza es la explosión de la verdad". Los asistentes entusiasmados le ovacionaron largamente.