FILM:

IX SEMANA DE CINE DE MADRID

16 Al 23 DE NOVIEMBRE 1999

ARRABAL EN EL OLIMPO

 

  Fernando Arrabal. Siete largometrajes, entre ellos el reciente " Jorge Luis Borges, una vida di poesía ", y varios cortos, además de numerosas adaptaciones de sus obras dramáticas, componen un corpus que se completa con algunas intervenciones como actor. La IX Semana de Cine Experimental de Madrid proyecta desde el martes todas sus películas con una sección oficial de cine vivo y arriesgado en el que participan cerca de 20 países.

El cine convierte a Fernando Arrabal en un dios del Olimpo capaz de alcanzar la máxima expresión poética. La belleza y el homor son, entonces, una " aventura iconoclasta " que le seduce y que le transporta hacia la ingravidez de los recuerdos. ,Viva la muerte ", " Iré como un caballo loco ", " El árbol de Guernica ", " The Odyssey of the Pacific ", " Cementario de automóviles ", " !Adiós Babilonia ! " y " Jorge Luis Boàrges, una vida di poesía " son los siete largometrajes que componen la producción cinematográfica de un Arrabal que se reconoce en la gran pantalla a través de sus recuerdos y congojas, de su " esperanza loca " y de su " desesperanza cuerda ".
La IX Semana de Cine Experimental en Madrid proyectará, a partir del próximo martes, toda la obra del realizador y dramaturgo español como plato fuerte de su programación además de dedicarle una exposición. En declaraciones al también " cineasta " Louis Pouperon, Arrabal se declara alejado del mundo del celuloide pese a que filmando " planea como une gaviota que se eleva con la brisa y tiembla de gusto
Ö !o de susto ! "

The Odyssey of the Pacific, 1980, con Mickey Rooney


Arrabal se enfrenta al hecho cinematográfico con dureza y cierta provocación. Sus imágenes, prácticamente ignoradas en nuestro país, buscan el testimonio de la " desgracia " del ser humano y la " gracia " de las cosas. Por eso dice que no puede beber más que en calaveras. " A algunos les horripila. El culto a los muertos en el mundo latino creó los imagos, moldes de cera o barro fabricados por escultores para reproducir las cabezas de los desaparecidos. Se servía de ellos (encerrados en armarios) como fuente de inspiraciónÖ La imagen no ha cambiado de sentido hoy en el cine ".
Su fantasía, procedente de distintos ámbitos creativos, no es ajena al principio de unas iùágenes que se debaten entre el poema visual y el realismo orínico. " Un cineasta del siglo de Pericles, el pintor Parrasio, para representar la realidad de la tragedia humana, torturaba hasta la muerte a sus esclavos para servirse de ellos como modelos de la realidad de una agonía. Veinticuatro siglos después el pintor Bourguereau (un cineasta antes del cine) construyó un carrusel en su jardín, para pintar el povimiento real de sus caballos. Fondo y forma, espíritu y delirio se unen para formar una única entidad : el film ". Spike Lee, Nuria Espert, Víctor García, María ángela Melato, Mickey Roodney, Juliette Berto y Alessandro Ati son algunos de los nombres que han participado en las películas que Arrabal ha elaborado con una masa que la crítica ha denominado como " prodigiosa fantasía ". " Muchos me ayudaron con su talento y sus iniciativas. Hay planos que se los debo. Pienso en Nuria Epert (espero, como me importa y deseo, que no le cause ningún traspiés el que la cite con el elogio que se merece) ".

 EL FORMIDABLE RENACIMIENTO

Algunos me preguntan en qué lengua pienso mis películas. Ni pienso, ni sueño en lengua alguna sino con imágenes. Ciertos adultos que leen con dificultad mueven los labios descifrando las palabras como si rumiaran. Pienso que con imágenes mientras dirijo una película (o escribo su guión) pero una frase a veces en mi lengua materna se forma con la prisa de mis recuerdos, dolores o emociones.
También pensaba con imágenes cuando a los diez años recibí el premio Nacional de Superdotados. Soy hijo, hermano y nieto de pintores. Los examinadores pensaron entonces que iba a continuar por la vía trazada por mis mayores. En verdad la continué treinta años después con el cine.

viva la muerte, 1970

En la última película que ha entregado como realizador, " Jorge Luis Borges, una vida de poeía ", Arrabal recoge las últimas intervenciones en público del escritor argentino en Tokio, Ginebra y Milán. Como en la mayor parte de las obsesiones que integran ese libre tributo a Borges pasan de la literatura a la historia y de la filosofía a la guerra. " Pirandello soñaba con el cineÖ y escribió sobre él. Una mujer de luto riguroso le visitaba y le inspiraba : la fantasía. A mí, por las noches, cuando dirijo una película, me viene a ver otra mujer vestida con los colores de la ciencia, de la filosofía, de la rebelión, del humor, del sufrimiento, del amor. Es la imaginación, el arte de combinar recuerdos ".

 

Iré come un caballo loco, 1972

Dirigiendo mis películas me siento en mi elemento imanigativo. Viajo, filmando, por tramos de mi camino que me con esenciales. Desde lo más nimio a lo más acongojante el cine me llena de fervor. Filmando añoro el tiempo de la primera vez. Súbitamente un recuerdo, un téctonico, un actor me traslada a un desconocido infireno o a un ignorado paraíso. Como si plantadas en mis espaldas las alas de ícaro, volara hacia mi padre y su martirio o al genio y figura de mis amigos.
En cada película en transparencia dicto una historia con imágenes pero al revés. La inversión encierra verdad cuando suena el formidable* renacimiento.

Fernando Arrabal

*formidable : formidablis, que causa terror.


***

 

Fernando ARRABAL
Entrevista de Louis Pouperon



Pouperon.- ¿Qué piensa del cine de hoy?
Arrabal.- Creo que soy la persona menos apta para hablar de cine. Tan sólo he dirigido siete largo-metrajes. Y nunca, desgraciadamente, he frecuentado el mundo cinematográfico.
Pouperon.- Por lo general se le considera a usted como un director de cine... "ferozmente original" (Herald Tribune). Pero para algunos de sus compatriotas usted no existe.
Arrabal.- ¡Y tienen razón! El cine español (triunfante ¡felizmente!) precinde de mis películas , sin causarle ningún perjuicio .
Pouperon.- ¿Cómo filma usted?
Arrabal.- Cuando filmo, mi cuerpo planea como la gaviota que se eleva con la brisa y tiembla de gusto... ¡o de susto!
Pouperon.- ¿Es un acto poético?
Arrabal.- Y cinematográfico. Cuando filmo un plano... durante el tiempo de un soplo me imagino dios con los dioses del Olimpo y prisionero aterrado en su calabozo de tinieblas.
Pouperon.- Sartre y Moravia se referieron, con admiración, a la belleza y al horror de sus imágenes.
WIDTH="777" BORDER="0" CELLSPACING="0" CELLPADDING="0" WIDTH="377" VALIGN="TOP"Arrabal.- Cuando la belleza o el horror son las últimas expresiones de lo verdadero... el cine... como aventura iconoclasta me seduce.
Pouperon.- ¿Cuál es su relación con los productores?
Arrabal.- Como con ellos suelo trenzar una relación de amistad no les hago preguntas indiscretes, es decir financieras. Pero nunca comprendo las razones que les impulsa a producir mis películas; films tan poco "comerciales" digo yo.
Pouperon.- Y, sin embargo, la mayoría lo han sido.
Arrabal.- Otro misterio para mí.
Pouperon.- Uno de sus productores me dijo que le fascinaba su biografía, su infancia...
Arrabal.- En realidad mi vida es como un arroyo en un anubarrado atardecer sombrío... Y, además, para colmo (para ellos), aparece siempre que filmo.
Pouperon.- Su propio... aspecto parece jugar un papel en su cine.
Arrabal.- Mi cuerpo me abruma. Con gusto lo echaría a un vertedero de estiércol
Pouperon.- ¿Lo tiene presente durante la realización?
Arrabal.- Filmo al dictado de su miseria y de su frenesí animal.
Pouperon.- Pero su cine es al mismo tiempo ¡tan emocionante!
Arrabal.- Estoy a la escucha de mis recuerdos, de mis congojas, de mi esperanza loca y de mi desesperanza cuerda.
Pouperon.- ¿No le llama la atención que sus films hayan tenido la misma acogida, el mismo éxito, en París en Nueva York, en Sydney o Varsovia?
Arrabal.- Incluso si mi existencia fuera tan hermosa como superflua mi modestas películas se erguirían como el testimonio de la desgracia del ser humano, pero también de la gracia de las cosas.
Pouperon.- ¿Con qué actores trabajó mejor?
Arrabal.- Los profesionales en general se comportaron, a mi modo de ver, tan lozanos y frescos (hoy diríamos "tan receptivos") como los aficionados.
WIDTH="50%" VALIGN="TOP"
Pouperon.- Mickey Rooney, Emmanuel Riva, Nuria Espert...
Arrabal.- Muchos me ayudaron con su talento y sus iniciativas. Hay planos que se los debo. Pienso en Nuria Espert (espero, como me importa y deseo, que no le cause ningún traspiés el que la cite con el elogio que se merece).
Pouperon.- ¿Y los aficionados?
Arrabal.- Hay ¡tantos! yo diría que todos merecen capítulo aparte, como el soberbio Diego Bardón o Lélia Fischer reencarnación de Rimbaud, pero también guardo recuerdos de tragedias con lágrimas incluidas.
Pouperon.- Se ha dicho que su cine es surrealista... o pánico... o de vanguardia... o absurdo...
Arrabal.- Ninguna de estas etiquetas creo que lo definen.
Pouperon.- ¿Diría usted que es un cine realista?
Arrabal.- Yo diría que es realista hasta el limite de las pesadillas. Pero no más allá de ellas.
Pouperon.- ¿Se trata, pues, de un "realismo onírico" como ha dicho Frentcher?
Arrabal.- Un cineasta del siglo de Pericles, el pintor Parrasio, para representar la realidad de la tragedia humana, torturaba hasta la muerte a sus esclavos para servirse de ellos como modelos de la realidad de una agonía. Veinticuatro siglos después el pintor Bouguereau (un cineasta antes del cine) construyó un carrusel en su jardín para pintar el movimiento real de sus caballos. Fondo y forma, espíritu y delirio se unen para formar una única entidad: el film.
Pouperon.- Su cine seduce a los espectadores por sus imágenes.
Arrabal.- ...pero a algunos les horripila por ellas, supongo. El culto a los muertos en el mundo latino creó los "imagos", moldes de cera o de barro fabricados por escultores para reproducir las cabezas de los desaparecidos. Se servían de ellos (encerrados en armarios) como fuente de inspiración. ... La imagen no ha cambiado de sentido hoy en el cine.
Pouperon.- Se ha hablado también de su "prodigiosa fantasía".
Arrabal.- Pirandello soñaba con el cine ...y escribió sobre él. Una mujer de luto riguroso le visitaba y le inspiraba: la fantasía. A mí, por las noches, cuando dirijo una película, me viene a ver otra mujer vestida con los colores de la ciencia, de la filosofía, de la rebelión, del humor, del sufrimiento, del amor. Es la imaginación, el arte de combinar recuerdos.
Pouperon.-¿Tiene razón H. Wolf cuando afirma que el anticonformismo ha colmado de gozo "el pozo de su vida"?
Arrabal.- Desde Griffith a Dreyer (y créame no quiero compararme a nadie) todos sentamos al cine en nuestras rodillas, aborrascados por el mismo anhelo y el mismo pavor.
Pouperon.-Su cine fue prohibido, censurado... los locales que proyectaban sus películas fueron "bombardeados"...
Arrabal.- No me gusta que se hable de ese pasado. Yo ya lo olvidé. Hasta 1975 el "poder cultural" (como le llamó Calaferte) fue ¡tan enternecedoramente pedestre! Usó y abusó de la palabra "provocación" . Fue coartada, ¡tan corta!, para vetar mi cine o rematarle. No merecía, creo yo (¡ni merezco hoy!) tan devorante atención ¡Con qué fantasmagoría penetra la quimera en la voracidad de la intolerancia o... ¡de la admiracion excesiva!
Pouperon.- Mucho se habló de escándalo a proposito de sus siete películas.
Arrabal.- La palabra griega "skándalon" significa "trampa en la que se cae". Ni una imagen, ni un plano, obviamente, he filmado con tan pobre intención. La inspiración cinematográfica es un "agujero negro" hincado en el espacio, y también la savia que sube de los pies a la copa del secoya.
Pouperon.- Pero no sólo de inspiración vive su cine. Hace treinta años V. Aleixandre percibió que "el conocimiento que aporta está teñido de una luz moral que está en la materia misma de su arte".
Arrabal.- Fue muy generoso conmigo.
Pouperon.-A veces algunos "reciben sus films como puñetazos en el estómago" .
Arrabal.- La cebra del Zaire muere con sus rayas y la mariposa Vanesa con sus manchas. No me siento capaz de cambiar, de "mejorarme". Ni siquiera me lo propuse.
Pouperon.- Su cine, lo consideran algunos como "prodigiosamente nuevo" (David Zinitz)
Arrabal.- Agradezco mucho esta visión. Pero para mí "nada hay nuevo bajo las estrellas". Aristóteles y Platón, Confucio y Buda, compartieron ya esta evidencia salomónica.
Pouperon.- No puede evitar sin embargo que se le catalogue como a un renovador
Arrabal.- No estoy de acuerdo... pero puedo imaginar entre tinieblas, un renacimiento, un re-nacer! ¿Es un espejismo? La matemática teoría de motivos o la biología molecular proponen un concepto del universo ¡formidable!. Como el de Tales o Epícteto. ¿Y por qué no mis humildes películas? "Formidable" en todos los sentidos de la palabra: "asombroso", "muy grande", "extraordinario"... pero también como señala la raíz latina de la palabra ("formidabilis"): "muy temible", "...que causa miedo".
Pouperon.- ¿Qué siente al ver de nuevo sus películas?
Arrabal.- Mis films me... ¡asustan! a menudo. Alteran el principio de causalidad. Hacen de mí mismo... su propia creación, como en el albaricoque el hueso engendra vida.
Pouperon.- Sus películas son, pues,...
Arrabal.-... son el reflejo de las peripecias del minúsculo grupo que me rodea y de la historia de la Humanidad. Sólo puedo beber en calaveras. Pero cada vez que comienzo una película retorno a la tierra virgen y al momento prodigioso de la primera vez.